jueves

MATERIAS COMBURENTES U OXIDANTES

MATERIAS COMBURENTES U OXIDANTES Y PERÓXIDOS ORGÁNICOS


1 INTRODUCCIÓN

1.1 CLASIFICACIÓN ONU
1.2 ETIQUETAS DE PELIGRO
1.3 PANEL NARANJA. CÓDIGO DE PELIGRO. PROPIEDADES FÍSICO - QUÍMICAS

2 DEFINICIÓN DE SUSTANCIA COMBURENTE

3 CLASE 5.1 - SUSTANCIAS O AGENTES COMBURENTES U OXIDANTES

3.1 CARACTERÍSTICAS DE PELIGROSIDAD
3.2 EQUIPOS DE PROTECCIÓN
3.3 MEDIDAS A ADOPTAR
3.4 INCIDENTES SIN INCENDIO
3.5 INCIDENTES CON INCENDIO
3.6 INCIDENTE CON INCENDIO PERO SIN FUGA DEL RECIPIENTE
3.7 PRIMEROS AUXILIOS

4. CLASE 5.2 - PERÓXIDOS ORGÁNICOS

4.1 CARACTERÍSTICAS DE PELIGROSIDAD
4.2 EQUIPOS DE PROTECCIÓN
4.3 MEDIDAS A ADOPTAR
4.4 INCIDENTES SIN INCENDIO
4.5 INCIDENTES CON INCENDIO
4.6 INCIDENTE CON INCENDIO PERO SIN FUGA DEL RECIPIENTE
4.7 PRIMEROS AUXILIOS

5. USOS E IDENTIFICACIÓN DE LOS MATERIALES COMBURENTES

5.1 USOS
5.2 IDENTIFICACIÓN EN EL TRANSPORTE Y EN BULTOS
1 INTRODUCCIÓN

1.1. CLASIFICACIÓN ONU

Se va a continuar con el estudio de las nueve clases y divisiones establecidas por el Comité de Expertos de Naciones Unidas, que ha servido de base a la mayoría de las regulaciones (Reglamentos de ADR, RID, IMDG code e I.A.T.A) , a pesar de su carácter de no obligatoriedad, sino de recomendación. En este tema nos vamos a ocupar de la clase 5 correspondiente a las materias comburentes y peróxidos orgánicos:

Clase 1 Sustancias y objetos explosivos.

Clase 2 Gases comprimidos, gases licuados, gases disueltos, gases inflamables, gases tóxicos y gases corrosivos.

Clase 3 Líquidos inflamables y sustancias viscosas.

Clase 4 División 4.1: Sólidos inflamables.
División 4.2: Sustancias susceptibles de combustión espontánea.
División 4.3: Sustancias que en contacto con el agua emiten gases inflamables.

Clase 5 División 5.1: Sustancias comburentes.
División 5.2: Peróxidos orgánicos.

Clase 6 División 6.1: Sustancias venenosas (Tóxicas).
División 6.2: Sustancias infecciosas y repugnantes.

Clase 7 Materiales radiactivos.

Clase 8 Sustancias corrosivas.

Clase 9 Sustancias y objetos peligrosos diversos.

La última edición del Libro Naranja de la ONU sobre el Transporte de Mercancías Peligrosas hay catalogadas 3302 denominaciones desde el punto de vista de su peligrosidad y de la importancia socio-económica de su producción y transporte (3302 nº ONU) de las cuales corresponden 112 a la división 5.1( Sustancias Comburentes) , 20 números ONU a la división 5.2 (Peróxido Orgánicos), en los que engloba aproximadamente 199 productos y 34 denominaciones que tienen como peligro secundario el de sustancias comburentes.


1.2 ETIQUETAS DE PELIGRO

La etiqueta de peligro nos informa de una forma visual y rápida del riesgo de un bulto o contenedor. Las Sustancias Comburentes y Peróxidos Orgánicos en la clasificación ONU, se identifican con una bola en llamas (de color negro) sobre fondo amarillo indicando a la división a la que pertenece, 5.1 Sustancias Comburentes y 5.2 Peróxidos Orgánicos. En el IMDG code (transporte de MM. PP. en bultos, no a granel, por vía marítima) y en I.A.T.A. (transporte de MM.PP. por vía aérea) aparece en la etiqueta de peligro la inscripción de " oxidante" (en ingles oxidizer) o " peróxido orgánico" ( en ingles organic peroxide). Los números de etiqueta son los siguientes:

Etiqueta de peligro Nº 5.1
Etiqueta de peligro Nº 5.2
Etiqueta de peligro Nº 05.

Etiqueta de riesgo secundario.
En esta etiqueta no aparecerá ninguna inscripción.



1.3 CÓDIGO DE PELIGRO

Existen principalmente tres codigos de peligro a nivel mundial, que nos lo podemos encontrar en unidades de transporte ( contenedores y contenedores cisternas ) que se reciben, principalmente por vía marítima, son los siguientes:

- Código Europeo o panel naranja
- Código Hazchem (inglés)
- Código NFPA (americano)

En la siguiente fotografía se aprecian dos de los códigos mencionados, el Panel Naranja o Código Europeo y el Código Hazchem o Inglés, en un contenedor cisterna.

Cualquier transporte de mercancía peligrosa que circule por cartera o ferrocarril por Europa deberá llevar el panel naranja (Empleado en las unidades de transportes que comprenden los vehículos cisterna y los vehículos de transporte de mercancías por carretera, los vagones cisterna y los vagones de mercancías por ferrocarril, así como los contenedores cisterna y los contenedores de mercancías destinados al transporte multimodal), esta compuesto por el código de peligro en la parte superior y el código de la materia en la parte inferior.

En esta clase el número de la identificación del peligro comienza por el 5 . El significado de las principales combinaciones es el siguiente:

50: Comburente.
539: Peróxido o comburente inflamables con posibilidad de descomposición espontanea o de polimerización peligrosa.
55 : Material muy comburente (favorece el incendio)
556: Material muy comburente (favorece el incendio) y tóxica.
558: Peróxido o comburente muy peligroso corrosivo.
559: Peróxido o comburente inflamable con posibilidad de descomposición espontanea o de polimerización.
56 : Peróxido o comburente tóxico
568: Peróxido o comburente tóxico y corrosivo.
58 : Peróxido o comburente corrosivo.
59 : Material comburente (favorece el incendio) que puede producir espontáneamente una reacción violenta.

Dentro de la mercancía peligrosa, la característica comburente de la sustancia en el código de peligro puede ocupar el segundo o tercer puesto, sin ser por ello un riesgo a no tener presente en el transporte, como por ejemplo:

225: Gas refrigerado comburente.
265: Gas tóxico oxidante.
85 : Material corrosiva y oxidante.
856: Material corrosiva, comburente y tóxica.
X85: Material corrosiva y oxidante con prohibición absoluta de echar agua sobre el producto.

1.4 PROPIEDADES FÍSICO - QUÍMICAS

REACCIONES OXIDANTES

La combustión es una reacción exotérmica autoalimentada con presencia de un combustible en fase sólida, líquida y/o gaseosa. El proceso está generalmente (aunque no necesariamente) asociado con la reacción de un combustible el oxígeno atmosférico con emisión de luz. Generalmente, los combustibles sólidos y líquidos se vaporizan antes de arder. A veces un sólido puede arder directamente en forma de incandescencia o rescoldos. La combustión de una fase gaseosa generalmente se produce con llama visible. Una combustión confinada con una súbita elevación de presión constituye una explosión.

Las reacciones oxidantes relacionadas con los incendios son exotérmicas, lo que significa que el calor es uno de sus productos. A menudo son reacciones complejas y no las conocemos por completo. Sin embargo , podemos formular algunas observaciones consideradas útiles.

Una reacción de oxidación exige la presencia de un material combustible y de un agente oxidante. Los combustibles son innumerables materiales que, debido a su composición química, se pueden oxidar para producir otros compuestos relativamente estables, como dióxido de carbono y agua. Por ejemplo:

C3H8 + 5O2 = 3CO2 + 4H2O

Los hidrocarburos, como propano (C3H8), constan únicamente de carbono e hidrógeno y se pueden considerar " combustibles prototipo" . Prácticamente todos los combustibles corrientes, sean sólidos, líquidos o gaseosos, contienen importantes proporciones de carbono e hidrógeno.

En este contexto, el agente oxidante más corriente es el oxígeno molecular(O2) del aire, que consta aproximadamente de un quinto de oxigeno y cuatro quintos de nitrógeno. Sin embargo hay ciertos productos químicos que son potentes oxidantes, como el nitrato de sodio (NaNO3) y el clorato potasico (KClO3), que si se mezclan íntimamente con un combustible sólido o liquido, produce una mezcla que reacciona fuertemente. Así, la pólvora es una mezcla física de carbono y azufre(el combustible) con nitrato sódico(el oxidante). Si los grupos reactivos, como el de los nitratos, se incorporan químicamente a un combustible, como el nitrato de celulosa o el trinitrotolueno(TNT), la mezcla resultante puede ser muy inestable y, en condiciones adecuadas, se descompondrá violentamente.

Hay circunstancias en las que intervienen especies reactivas en las que la combustión puede dar lugar sin oxigeno. Así, los hidrocarburos pueden " quemarse " en una atmósfera de cloro o el polvo de circonio puede arder en dióxido de carbono puro.

2 DEFINICIÓN

Son sustancias muy ricas en oxigeno, que pueden actuar como sustento de la combustión intensificando así la importancia de un posible incendio.

La mayor parte de las sustancias oxidantes se pueden englobar en los peróxido y los compuestos que terminan en -ATO e -ITO

La propiedad que todas las sustancias de esta clase tienen en común es la de ceder oxígeno cuando un incendio les afecta, acrecentando de este modo la violencia de este. Algunas de las sustancias de esta clase, según la cantidad y la naturaleza de las impurezas combustibles que contenga, son sensibles al impacto, al frotamiento o a un aumento de temperatura. También, ciertos ácidos fuertes oxidantes (por ejemplo, ácido sulfúrico o nítrico), en contacto con materias orgánicas pueden causar combustiones y provocar así, sin que se necesite ninguna llama o chispa, incendios.

En la siguiente fotografía se aprecia el efecto de la explosión de un depósito de nitrato amónico, empleado para la fabricación de fertilizantes, ocurrido en 1921 en Alemania.

Los materiales combustibles contaminados con el producto (por ejemplo la ropa) se inflaman fácilmente y arden violentamente.

Algunas sustancias comburentes son asimismo tóxicas o corrosivas, lo cual está indicado en sus correspondientes fichas.

En caso de que las sustancias de esta clase estén afectadas por un incendio, la materia comburente libera oxígeno dando como resultado una combustión autosostenida, incluso en una atmósfera sin oxígeno.

En el caso de fugas de agentes o sustancias oxidantes, el riesgo mayor es el de contacto con agentes reductores. Puede compararse con el del escape de liquido hipercombustible.

La extinción de un incendio se efectúa con grandes cantidades de agua. Si es posible mantener el incendio bajo control puede ser preferible, teniendo en cuenta los gases formados, dejarlo arder. Puede ser necesario hacerse cargo del agua de extinción.

Un peróxido orgánico contiene una sustancia reductora (oxidable) y puede por tanto reaccionar consigo mismo. Esto puede ocurrir si se le adiciona energía bajo la forma de calentamiento o aumento de presión. Al descomponerse desprende oxigeno y el proceso es frecuentemente explosivo. Los peróxido orgánicos deben de tratarse como material explosivo en caso de intervención.

Generalmente se suelen añadir algunas sustancias estabilizadoras para que el peróxido orgánico sea manejable. Las precauciones a tomar en caso de intervención deben ser aún mayores que con sustancias oxidantes . Las medidas a tomar son similares.

Dadas las tan diversas propiedades de las sustancias en la presente Clase no es posible indicar un sistema de embalaje y envasado aplicable en general a todas ellas, por lo cual se establecen particulares para cada sustancia, siendo de carácter obligatorio el cumplimiento referente a lo legislado en cuanto a envases y etiquetas. Por lo tanto, no se han de almacenar en la misma zona materiales combustibles, líquidos inflamables, o productos oxidantes. La construcción de los envases/embalajes han de ser incombustibles ya que pueden constituir un riesgo grave. Los peróxidos inorgánicos reaccionan también con los ácidos y producen peróxido de hidrógeno. Se debe de limpiar inmediatamente y perfectamente cualquier vertido, dado que existe una gran probabilidades que ciertos derrames se mezclen con basuras combustibles.

De las características de estas sustancias comburentes, y a veces combustibles, dimana que lo más peligroso para su transporte es que se vean envueltos , por las circunstancia que sea, en un incendio y eso aunque ellos no ardiesen en un principio. Entonces se puede incrementar extraordinariamente estos fuegos y producirse explosiones. Algunas sustancias oxidantes pueden descomponerse espontáneamente (inestabilidad).


3 CLASE 5.1 - SUSTANCIAS O AGENTES COMBURENTES

Etiqueta de peligro Nº 5.1












Producción, consumo y transporte de comburentes

En esta clase, solo se han seleccionado dos productos: el dicromato de sodio y los cloratos(tanto sódico como potásico).

El dicromato lo fabrica, principalmente, la empresa " Productos electrolíticos, S.A. de Barcelona"; y los cloratos, la empresa " Energía e Industrias Aragonesas" en Sabiñanigo (Huesca).

Es de señalar, que la producción disminuyó en el año 1986 respecto a 1984, el 22,5%, mientras que el consumo descendió en dicho periodo casi el 24 %.
Con relación a la producción y consumo de otras MM. PP. , las sustancias Comburentes y Peróxido Orgánicos son las que menor volumen representan.

3.1 CARACTERÍSTICAS DE PELIGROSIDAD

Como se ha mencionado anteriormente, son sustancias muy ricas en oxígeno que lo pueden liberar incrementando el incendio violentamente, siendo su característica de peligrosidad.

Debería quedar claro que aunque se les aplique fuego a un producto comburente u oxidante propiamente dichos, estos no arden, pero si existen cercanas a ellos otras sustancias que pueden arder (madera, papel, alcohol, etc.) aumentará extraordinariamente la posibilidad y violencia del fuego.

Por otra parte, la otra clase de comburentes o sea los peróxidos orgánicos, además de la característica de comburente, es decir de disponer de oxigeno en su estructura molecular y aportarlo en un incendio, aporta también el combustible (material orgánico del que también esta compuesto) haciéndolos muy peligrosos.

Ejemplos de sustancias comburentes: Percloratos, Cloratos, Cloritos sódico y potásico, Nitrato sódico, Herbicidas constituidos por mezclas de Clorato sódico y potásico o calcio con un cloruro higroscópico (Cloruro cálcico), Peróxido de hidrógeno, Nitratos orgánicos e inorgánicos, Abonos nitrados, Permanganatos, Ácido crómico, etc.

Entre las características de peligrosidad destacan:

- Reaccionan violentamente con las sustancias combustibles con gran producción de calor. Peligro de incendio y de explosión.
- Los materiales combustibles (por ejemplo ropa) puesto en contacto con las sustancias (polvo) se inflaman fácilmente y arden con violencia.
- Reaccionan con los ácidos (por ejemplo el de las baterías) y producen gases tóxicos con peligro de incendio y explosión.
- Se descomponen al arder formando gases tóxicos. Los síntomas de intoxicación se pueden presentar también después de varias horas. Producen graves daños a los ojos, piel y vías respiratorias. Su ingestión es tóxica.
- La descomposición iniciada por un incendio puede extenderse a toda la masa a pesar de que se refrigere. Peligro de explosión.

3.2 EQUIPOS DE PROTECCIÓN

- Trajes de intervención o de faena, fuera de la zona de daños (Nivel 1 en zona templada)
- Trajes de protección química en las intervenciones, sin incendio, en la zona de daños (Nivel 2).
- Trajes antifuego en las intervenciones, con incendio, en la zona de daños.
- Aparato respiratorio autónomo.
- Explosímetro y aparato de detección de gases.

3.3 MEDIDAS A ADOPTAR

- Identificar el riesgo y determinar el área de dicho riesgo.
- Seleccionar el equipo de protección mas adecuado para el incidente.
- Salvar vidas. Evacuación del área de riesgo. En caso de producción de gases (atención a la dirección del viento).En el caso de que se inicie la descomposición (intensa formación de gases tóxicos)
- Usar aparatos de iluminación, eléctricos y herramientas antideflagrantes.
- Señalizar, cortar la vía y desviar el tráfico.
- Distancia de aproximación de seguridad 50-60 m. , ampliable a 300m. según se evalúe el riesgo de explosión.
- Permanecer en el lado desde donde sopla el viento.
- Mantener alejadas la fuentes de ignición, parar los motores y prohibir fumar.
- Avisar a todas la personas. ¡Peligro de autoignición y explosión!


3.4 INCIDENTES SIN INCENDIO

- Retirar utilizado traje de protección química los recipientes deteriorados y recoger el producto con los medios adecuados y sin levantar polvo. ¡No emplear serrín ni otros productos combustibles!.
- Los recipientes de recogida no serán de material combustible( en lo posible serán metálicos). Cubrirlos pero no cerrados totalmente.
- Los recipientes de recogida pueden arder posteriormente. Deben de estar secos. Precaución, el producto derramado puede reaccionar nuevamente con los recipientes de recogida, peligro de incendio.
- En caso de que sean disoluciones acuosas o se encuentre la sustancia comburente en estado liquido, obturar o cerrar bien la fuga o trasegar. Si fuese necesario diluir con mucha agua. Controlar el vertido del agua contaminada y la fuga del producto no debe de llegar a los desagües, canalizaciones o cauces de ríos. Regar la zona con mucha agua después de eliminar la sustancia.


3.5 INCIDENTES CON INCENDIO

- Refrigerar los recipientes, con agua pulverizada, sin el fuego o el calor actuasen sobre ellos.
- El portador de la lanza y su ayudante deben estar equipados con protección contra el calor y respiratoria. En el caso de cisternas utilizar protección química.
- Si el incendio fuera grande dejar fluir libremente, si fuera posible, el contenido del recipiente, y abrir las bocas de la cisterna puesto que pueden producirse fuertes explosiones por descomposición del producto.
- En caso de incendio que afecte a sustancias de la presente Clase se libera oxígeno dando este por resultado una combustión autosostenida incluso en una atmósfera completamente inerte.
- Por consiguiente, no es probable que la utilización de extintores con dióxido de carbono u otro gas inerte sean procedimientos eficaces para luchar contra ese incendio, así como la extinción por sofocación (cierre total de un local) o utilización de espumas.
- El más eficaz procedimiento para controlar un incendio de este tipo de sustancias consistirá probablemente en la pronta y cuantiosa utilización de agua.
- Se recomienda llevar puesta indumentaria protectora cuando es preciso evitar que contamine el cuerpo una sustancia tóxica o una sustancia corrosiva.
- Se recomienda llevar puesto un aparato autónomo cuando se corra el riesgo de inhalación de vapores tóxicos, narcóticos o irritantes, como producto de la combustión.
- Después de la extinción proceder de la misma manera que en caso de incidentes sin incendio.

3.6 INCIDENTES CON INCENDIO PERO SIN FUGA DEL RECIPIENTE

- Refrigerar el recipiente con agua pulverizada si el fuego o el calor actuase sobre él.
- El portador de la lanza y su ayudante deben de estar equipados con protección respiratoria y contra el calor.
- ¡No utilizar ni polvo extintor ni espuma! si el producto hubiese sido alcanzado por el producto
- Apagar el incendio con agua pulverizada.
- Después de la extinción, proceder de la misma manera que en caso de incidentes sin incendio.
- En caso de cisternas, precaución de estallido o explosión del recipiente.
- Si el incendio fuera grande dejar fluir libremente, si fuera posible, el contenido del recipiente, y abrir las bocas de la cisterna puesto que pueden producirse fuertes explosiones por descomposición del producto.
- Si es posible actuar desde un lugar protegido o posición segura.

3.7 PRIMEROS AUXILIOS

- Es necesaria la asistencia médica en el caso de que se presenten síntomas atribuibles a la inhalación, ingestión o acción de la sustancia sobre la piel o los ojos.
- En el caso de que el producto haya afectado a los ojos, lavarlos inmediatamente con mucha agua, al menos durante 15 minutos.
- Despojar al paciente inmediatamente de las ropas contaminadas con el producto y lavar a fondo la piel afectada con agua y jabón.
- Las personas que han inhalado los humos no siempre muestran los síntomas de la intoxicación de forma inmediata. Acostarla y mantenerla tranquilas, llevarlas a un medico. Es necesario que la persona afectada este sometida a vigilancia medica por lo menos durante 48 horas, o más según el producto implicado.
- Comunicar al medico el nombre químico del producto para que proporcione el adecuado tratamiento.

CLASE 5.2 - PERÓXIDOS ORGÁNICOS

Etiqueta de peligro Nº 5.2

4.1 CARACTERÍSTICAS DE PELIGROSIDAD

Son sustancias orgánicas que contienen la estructura -O-O- bivalente y que se pueden considerar derivados del peróxido de hidrógeno, en la que uno o ambos átomos de hidrogeno ha quedado reemplazado por radicales orgánicos. El peróxido de hidrógeno (H2O2) está compuesto por dos átomos de hidrógeno y dos de oxigeno, enlazados en una cadena H-O-O-H.

Los peróxido orgánicos son sustancias termalmente inestables que pueden descomponerse autoacelerada y exotérmicamente. Aparte de esto, puede tener una o más de las siguientes propiedades:

descomponerse con explosión
quemarse rápidamente;
ser sensibles al impacto o a la fricción;
reaccionan sensiblemente con otras sustancias;
afecta a la vista.

Riesgos especiales que entrañan los peróxidos orgánicos:

Los peróxidos orgánicos son susceptibles de descomposición exotérmica, que puede ser provocada por el calor, los contactos con impurezas (por ejemplo ácidos, compuestos de metales pesados, aminas) fricción o el impacto. La velocidades descomposición aumenta con la temperatura y varia según la formula del peróxido. La descomposición puede producir emanaciones de gases o vapores nocivos o inflamables. Algunos peróxido orgánicos se descomponen explotando, particularmente si están confinados. Muchos peróxido orgánicos arden violentamente.

Hay que evitar el contacto de los peróxido orgánicos con la vista. Algunos peróxidos orgánicos provocan graves lesiones en la cornea aun después de un rápido contacto.

Durante el transporte, los bultos o dispositivos unitarizados de carga que contengan peróxidos orgánicos deben de estar protegidos de los rayos directos del sol y separados de toda fuente de calor en áreas bien ventiladas no apiladas con otras mercancías.

Desensibilización de los peróxido orgánicos:

Para garantizar la seguridad durante el transporte y la manipulación, en muchos casos se desensibilizan los peróxido orgánicos mediante líquidos, o sólidos orgánicos, sólidos inorgánicos o agua. Para cada peróxido orgánico que necesita desensibilizadores se especifica cuando debe de usarse desensibilizador, así como el porcentaje requerido.

Los peróxidos orgánicos, son combustibles por si mismo, además de ser capaces de descomposición espontanea (inestabilidad) y, por tanto, poseen en si mismo todos los ingredientes para producir un incendio o una explosión.

El agua es el medio recomendado para extinguir los incendios de los peróxidos orgánicos. Los incendios de estas sustancias pueden provocar explosiones. La extinción manual debe de hacerse desde un lugar alejado para proteger a los bomberos de las explosiones.

Ejemplos de peróxidos orgánicos: Peróxido de butilo terciario, Peróxido de benzoilo, Ciclohexabona y muchos otros peróxidos de carácter orgánico.

Si la temperatura de ciertos peróxido orgánicos llega a ser superior a la normal en la forma en que está embalados/envasados, el peróxido de que se trate puede experimentar una descomposición autoacelerada, cuya violencia puede llegar a ser de carácter explosivo. para evitar este tipo de descomposición es preciso controlar la temperatura a la que se transportan ciertos peróxidos orgánicos.

Los peróxidos orgánicos se clasifican en PERÓXIDOS ORGANICOS TIPOS A, B, C, D, E, F o G , que puede transportarse con arreglo a las denominaciones genéricas (Nos3101 a 3120) :

- Peróxido orgánico tipo A (no se admite al transporte)
- Peróxido tipo B ,liquido 3101, sólido 3102, liquido con temperatura de refrigeración 3111, sólido con temperatura de refrigeración 3112
- Peróxido tipo C ,liquido 3103, sólido 3104, liquido con temperatura de refrigeración 3113, sólido con temperatura de refrigeración 3114
- Peróxido tipo D ,liquido 3105, sólido 3106, liquido con temperatura de refrigeración 3115, sólido con temperatura de refrigeración 3116
- Peróxido tipo E ,liquido 3107, sólido 3108, liquido con temperatura de refrigeración 3117, sólido con temperatura de refrigeración 3118
- Peróxido tipo F ,liquido 3109, sólido 3110, liquido con temperatura de refrigeración 3119, sólido con temperatura de refrigeración 3120
- Peróxido orgánicos tipo G ( Se considera su exención para el transporte)

Dentro de estas denominaciones genéricas se incluyen aproximadamente 199 sustancias o preparados de peróxidos orgánicos.

Los riesgos principales de los peróxidos orgánicos son:

- Productos sólidos, líquidos o pastosos, térmicamente inestables.
- El calor así como el contacto con productos químicos(incluso en muy pequeñas cantidades) o con otras sustancias produce su descomposición. Peligro de autoinflamación.
- Cuidado con los recipientes vacíos que contengan residuos.
- Producen daños a los ojos, irritan la piel y las vías respiratorias.
- Arden con gran desprendimiento de calor y humo.
- Algunos peróxido orgánicos deben de ser transportados bajo refrigeración. Si se sobrepasa la temperatura prescrita se inicia su descomposición, llegando a producir una descomposición violenta. Peligro de autoinflamación y explosión.

4.2 EQUIPOS DE PROTECCIÓN

- Trajes de intervención o de faena, fuera de la zona de daños. (nivel 1)
- Trajes de protección química en las intervenciones, sin incendio, en la zona de daños. (nivel2)
- Trajes antifuego en las intervenciones, con incendio, en la zona de daños.
- Aparato respiratorio autónomo.
- Explosímetro y aparato de detección de gases.


4.3 MEDIDAS A ADOPTAR

- Identificar el riesgo y determinar el área de riesgo.
- Seleccionar el equipo de protección adecuado para el incidente.
- Salvar vidas. Evacuar el área de riesgo.
- La explosión puede ser inminente si la sustancia esta expuesta al fuego.
- Aislar la sustancia no afectada o refrigerar, si existe riesgo de exposición al fuego.
- Señalizar, cortar la vía y desviar el tráfico.
- Distancia de aproximación de seguridad 50-60 m.
- Permanecer en el lado desde donde sopla el viento.
- Mantener alejadas la fuentes de ignición, parar los motores y prohibir fumar.
- Emplear aparatos de iluminación, eléctricos y herramientas antideflagrantes.
- Avisar a todas la personas. ¡Peligro de autoinflamación!.
- Evacuar la zona de daños y la zona habitada en caso necesario según la situación (en el caso de líquido evacuar también los sótanos, fosos y pozos).
- Taponar los desagües, sótanos, pozos, canalizaciones, etc., que se encuentren en la zona de daños. No confinar herméticamente el producto. ¡Peligro de explosión!.
- Contener el producto no contaminado en sus envases originales, protegido de sol y de fuentes de calor.

4.4 INCIDENTES SI INCENDIO

- Organizar fuera de la zona de daños un sistema de lucha contra el fuego a base de agua.
- Cuando la sustancia sea líquida: El producto no debe llegar a los desagües, canalizaciones o cauces de agua. Obturar o cerrar bien las fugas utilizando protección química. No recoger el producto derramado; retenerlo utilizando el adecuado absorbente seco (no usando serrín u otras materias combustibles), trabajar con precaución. ¡Peligro de autoinflamación!.
- Cuando la sustancia comburente sea sólida: Retirar utilizando traje de protección química los recipientes deteriorados y recoger el producto con los medios adecuados y sin levantar polvo. Cubrir los recipientes de recogida pero no cerrarlos. Trasladarlos a un lugar aislado, protegido del sol y de fuentes de calor. Mantenerlos bajo observación puesto que se pueden producir fuertes reacciones y autoinflamación.
- Es absolutamente indispensable la presencia de un experto (preferentemente químico).


4.5 INCIDENTES CON INCENDIO

- Un incendio que se declare en una remesa de peróxidos orgánicos o en sus cercanías puede provocar una explosión. De ser posible, los bultos que contengan peróxidos orgánicos serán alejados del lugar del incendio.
- Aún después de extinguido un incendio, mantenerse lo más lejos posible de los peróxidos orgánicos hasta que estos se hayan enfriado por completo. De ser posible, no se tratará de evacuar peróxidos orgánicos que hayan sido afectados por un incendio sin el asesoramiento técnico del fabricante. Se tendrá presente que en todo bulto que contenga peróxidos orgánicos y haya estado expuesto a altas temperaturas como las que se registran durante un incendio puede en cualquier momento producirse una violenta descomposición.
- Usar agua pulverizada. El portador de la lanza y su ayudante deben estar equipados de protección respiratoria y contra el calor.
- Refrigerar el recipiente, con agua pulverizada, si el fuego o el calor actuase sobre él. ¡Peligro de explosión!.
- Actuar desde un lugar protegido o posición segura. (Mantener una distancia mínima de 15 m.).
- Prever posibilidad de reignición.
- Refrigerar el recipiente con agua pulverizada si el fuego o el calor actuase sobre él. ¡Peligro de explosión!.
- Apagar el incendio del vehículo impidiendo que el fuego se extienda a la carga.
- Después de la extinción proceder de la misma manera que en caso de incidente sin incendio.

4.6 INCIDENTES CON INCENDIO PERO SIN FUGA DEL RECIPIENTE

- Refrigerar el recipiente, con agua pulverizada, si el fuego o el calor actuasen sobre él. Peligro de explosión.
- Apagar el incendio, impidiendo que el fuego se extienda a la carga. Refrigerar desde un lugar protegido.
- Después de la extinción proceder de la misma manera que en caso de incidentes sin incendio.

4.7 PRIMEROS AUXILIOS

- Es preciso evitar el contacto de peróxidos orgánicos con los ojos. Ciertos peróxidos orgánicos causan graves lesiones en la cornea, incluso en los casos en que el contacto haya sido solamente momentáneo. En caso de contacto es esencial la inmediata irrigación de los ojos durante 10 ó 15 minutos por lo menos, lo cual debe ir seguido de tratamiento médico. Este riesgo especial será señalado la atención de todas las personas que intervengan en el transporte de esta clase de sustancia.
- Es necesaria la asistencia médica en el caso en que se presenten síntomas atribuibles a la inhalación, ingestión o acción del producto sobre la piel o los ojos.
- Despojar al paciente inmediatamente de las ropas contaminadas con el producto y lavar a fondo la piel afectada con agua y jabón.
- En caso de quemaduras deben refrescarse inmediatamente las partes de la piel afectadas con agua fría durante tanto tiempo como sea posible. Trasladando al afectado urgentemente a un centro médico.
- Siempre que sea posible comunicar al médico el nombre químico del producto para que proporcione el adecuado tratamiento.


5. USOS E IDENTIFICACIÓN DE LOS MATERIALES COMBURENTES.

5.1 USOS

Entre las principales utilidades de estas sustancias hay que destacar las siguientes:

Fabricación de herbicidas, fertilizantes, colorantes, cerillas, tintas, productos farmacéuticos, fabricación de explosivos, propelente de cohetes (peróxido de hidrogeno) agentes blanqueantes o desinfectantes, como ingredientes o materias primas de diversos productos químicos, etc.

Entre los gases comburentes hay que destacar por su uso, el oxígeno y el protóxido de nitrógeno en hospitales, en la siderurgia, en la industria del papel, en la industria química, en la preparación de explosivos, en la propulsión espacial, etc.

En la fotografía se aprecia la Etiqueta de Peligro secundario de sustancia comburente. Se aprecia la señalización para los transportes por carretera (en la parte trasera y en los laterales)



5.2 IDENTIFICACIÓN EL TRANSPORTE Y EN BULTOS

Cada sustancia tiene unas especificaciones para el transporte estando sujetas a los reglamentos vigentes de ADR, RID, IMDG code e I.A.T.A y ajustándose a la normativa de etiquetado y envasado de sustancias y preparados peligrosos.

El alto riesgo que representan algunas sustancias, tanto referido a su manipulación, su almacenamiento y su transporte, hace que se determine las cantidades a transportar, las características de los recipientes en que se envasan, el grado de llenado de los envases, temperatura durante el transporte, segregación, etc.

Vamos a centrarnos en dos tipos de señalización , los que son transportados mediante bultos, es decir en cantidades pequeñas y los transportados en las denominadas "unidades de transporte", es decir cisternas , vehículos cisternas y contenedores.

En las unidades de transporte, llevarán la etiqueta de peligro de 15 cm. de lado y el panel naranja, con el código de peligro y el código de la materia, colocados tal y como se especifica en el ADR y RID, como se indica a continuación en transporte de vehículo cisterna por carretera :




Los bultos que contengan sustancias comburentes llevaran la etiqueta de peligro correspondiente ( Nº 5.1, Nº 5.2 o Nº 05) de 10 cm. de lado, así como la denominación de la sustancia (preferentemente Nº ONU).

También nos podemos encontrar la señalización de Materiales Comburentes en recipientes a presión (oxigeno, protóxido de nitrógeno) , en que el etiquetado es la siguiente:






































De las características de estas sustancias comburentes , y a veces también combustibles, dimana que lo mas peligroso para su transporte es que se vean envueltos, por la circunstancia que sea, en un incendio y eso aunque ellos no ardiesen en un principio. Entonces se pueden incrementar extraordinariamente estos fuegos o producirse explosiones.

1 comentario:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario:

.